El ímpetu del ámbar junto con el hibisco y la vainilla, hacen de este cálido perfume una apuesta segura para no pasar desapercibida.