imagen personalQue duda cabe, que en esta época que vivimos la imagen personal se esta convirtiendo en algo muy importante, incluso para conseguir un buen trabajo.

¿Serás tú una de esas personas que basa su opinión sobre la gente de acuerdo a su apariencia? Puede que sí, o puede que no. Pero cada día millones y millones de personas juzgamos y nos hacemos una idea de las personas que vamos conociendo después de observar su peinado y lo que llevan puesto. Si bien es cierto que lo exterior no es lo más importante pero la imagen personal que puedas dar hoy, de alguna manera influye en la percepción que los demás tienen de nosotros.

Los psicólogos sociales estudian el impacto que la imagen personal pueda provocar en un período de treinta segundos. En treinta segundos, la gente se formará, nos guste o no, forme parte de nuestro sistema de valores o no, una impresión de ti basado en lo que vean. Es decir, tu cabello, tu ropa, la forma en que llevas tu cuerpo, tu sonrisa y el resto de tu comunicación no verbal. De forma que tu imagen personal
si contará.

Cuando el mensaje que das a nivel visual es positivo, la persona que está frente a ti asumirá que los otros aspectos de ti también son positivos. Pero, desafortunadamente si tu mensaje visual es negativo, el nuevo cliente, compañero de trabajo o jefe de recursos humanos tal vez no quiera tomarse el tiempo para descubrir el talento que tú como persona puedas tener en el interior de ti mismo.

La imagen personal puede que no te asegure una posición profesional ni te abrirá necesariamente las puertas de un trabajo, pero sí puedo decirte como consultora de empresas que el desaliño y la falta de pulcritud en tu aspecto exterior sí que puede cerrarte muchas puertas.

Hoy en día una buena imagen personal es muy importante.