esclerosis vascularLas varices son el resultado de la dilatación de las venas. Las causas de las varices pueden ser muy variadas y pueden llegar a provocar enfermedades como la trombosis, las manchas en la piel, las úlceras o la flebitis.

Entre las causas de las varices se encuentran los factores genéticos, enfermedades, la calidad de vida, o situaciones relacionadas con las hormonas (como el embarazo). La esclerosis vascular (también conocida como escleroterapia) es uno de los tratamientos mas comúnmente utilizados en el caso de pequeñas arañas vasculares. No importa donde estén localizadas las varices, este tratamiento es efectivo siempre y cuando el tamaño de las mismas sea pequeño.

El método de la esclerosis vascular consiste en la inflamación controlada de las paredes internas de la vena. Este sistema provoca la fibrosis y un proceso cicatricial que dan lugar a la eliminación de la variz. Los procedimientos para llevar a cabo este tratamiento de escleroterapia son diversos:

  1. Esclerosis Química: funciona mediante la inyección de líquido esclerosante.
  2. Crioesclerosis: también funciona mediante la inyección de esclerosantes líquidos, la diferencia radica en que se hace a temperaturas por debajo de los 30 grados.
  3. Esclerosis con Espuma: en este caso se inyectan los esclerosantes no de forma líquida sino como espuma.
  4. Fotoesclerosis: utiliza la energía de la luz (como el láser) para provocar coagulación.
  5. Electroesclerosis: la electroesclerosis utiliza corrientes eléctricas de intensidad baja y provoca la coagulación.

La escleroterapia o esclerosis vascular es un tratamiento de corta duración. Cada sesión puede durar entre los 15 y 60 minutos dependiendo de la gravedad de la situación y la cantidad de varices.

Si está interesada/o en este tratamiento y quiere realizar alguna consulta, pinche aquí.